miércoles, 21 de abril de 2021

Vodafone, darse de baja, casi imposible



Me lo habían dicho pero no lo podía creer. Contraté Auna, luego Ono,  y luego Vodafone, en 2007. Tras múltiples subidas de tarifa, cansada ya de la última en octubre 2020, pedí la baja online, pero no sirve. No sirve, ojo. A los móviles sí dieron la portabilidad porque no podían negarse, imagino. 

Ha de pedirse por teléfono, al 607123000. Allí intentan retenerte, pero la final te asignan un Nº de Expediente y luego uno de baja. Con esos números, se ha de hacer una carta certificada o burofax, dirigido a Avda América 116, especificando BAJA TOTAL, identificándose, y adjuntando fotocopia de DNI ambas caras. En Correos se sorprendieron, porque se ve que hace unos cuatro años había muchas solicitudes de burofax para empresas de telefonía, pero parece que ahora es poco frecuente, salvo con Vodafone 

Te llamarán unas tres veces bajando los precios en teoría, para retenerte. Tras, ellos, la carta certificada, con acuse de recibo, te piden, en mi caso, el aparato de tele y el rúter, que desde noviembre que pedí la baja, según yo, de manera online, tiré en febrero. En marzo es cuando me pedían esos aparatos que ya no tengo. Ahora, en abril me piden 120 euros por no haber regresado esos aparatitos. Me juran que ya será el divorcio definitivo con ellos. 

Nunca pensé que fuera tan rocambolesco. Suerte que no hay "hijos" por medio, porque un divorcio tan accidentado y de mal rollo, sería un hogar infeliz seguro. :-)

jueves, 17 de octubre de 2019

Barcelona está que arde



Ese martes de octubre había amanecido gris. Su madre había hablado por teléfono. Algo pasaba con una sentencia. También Asunción andaba con el móvil, contestando wasaps de su familia mejicana, quien preguntaba cómo estaba la cosa en la Barcelona. Él, asomado a la ventana, veía pasar furgones de policías y gente. Para arriba y para abajo del Paseo. En la tarde el tema fue cobrando mayor intensidad. Elena, la madre, avisó a la vecina. Jacinto con sus siete años, tuvo trabajo en convencerla de que se volviera a su casa. Si él estaba cuatro horas solo cada mañana, qué importaba estar un rato solo en la tarde, le decía. La pobre mujer estaba a la espera de una hija que venía de un viaje de trabajo desde Santo Domingo y estaba atareada con seguir los incidentes del aeropuerto, así que accedió.

Desde la ventana vio fuegos, no había duda.  Tenía la oportunidad de verlos al alcance de la mano. Olía mal, el aire olía fatal, pero no quería cerrar la ventana. La gente estaba muy alterada. Le vino a mente que la colonia podría atenuar ese olor tan feo, así que, con el paragüero boca abajo, hizo un fueguito, cerca de la ventana. Quería imitar a esos que tiraban contenedores de basura y los prendían fuego luego. Con la colonia de baño se manchó un poco, las manos, el pantalón y los zapatos. El fuego se incrementó al contacto con las llamas. Al asustarse, cerró la ventana. Estaba hipnotizado con las lenguas de fuego que iban tomando las cortinas, y sus pantalones. El olor a carne chamuscada le produjo terror, pero sus manos ardieron al intentar sofocar el fuego y sólo podía mover la silla intentando huir del fuego. Al dormirse tuvo un sueño. Volaba, en un dragón, sobrevolando una ciudad bajo la lluvia.

Julián llevaba trece años en el cuerpo de bomberos de Barcelona.  No podían acercarse al inmueble, por las barricadas de los manifestantes y por los coches de policía. Cuando pudieron acceder el humo era intenso y se podía ver desde la calle. Subieron y ante la gente que se arremolinaba en la acera, expectantes, y los vecinos que salían con lo puesto, le vino a la memoria una asistencia a un parto en el mismo edifico, años atrás. 

Al entrar olía a colonia infantil y a carne quemada. Hicieron su trabajo, pero era tarde, un niño estaba muerto en una silla de ruedas, mirando hacia la ventana. Había acelerantes de ignición, no había duda. El cuerpo de la policía científica ya entraría en acción después, pero él bajó las escaleras mientras pensaba qué miedos habría tenido el niño de la silla de ruedas. Al día siguiente, en la prensa local, había un recuadro diminuto con unas iniciales de una víctima del incendio declarado en La Pedrera, y cuya causa estaba en periodo de investigación, según rezaba la noticia. El diario estaba lleno de las hogueras que habían alumbrado la noche y dejado insomnes a los barceloneses.

Julián tenía dos días libres. Cuando pudiera, llevaría a su hija al zoo.  Tal vez la montara en un pony, como una princesita de cabellos dorados, cabalgando libre y sin dragones que temer.


sábado, 20 de julio de 2019

La llegada a la luna

Imagen de Aquí

Era muy pequeña, y tan tarde, que teníamos prohibido asomarnos por una puerta que separaba el comedor de un dormitorio.  Cuatro hermanos mirábamos por la zona de un vidrio que habíamos retirado de pintura blanca. Casi que por turnos, ya que el espacio de vigilancia era pequeño. Nos había servido para ver teatro nocturno, al menos a mí. A mis hermanas tal vez otras cosas.

Mi imaginación me decía sí que no podía ser, pero los conocimientos de mis hermanos mayores lo pusieron en duda. Se han repetido hasta la saciedad las posibles conspiraciones para que pareciera verdad sin serlo. Yo no tuve dudas, pero no por ser una científica, ni de niña, ni ahora, sino porque me parecía un pequeño paso importante. Si no lo creen, miren lo que yo vi por una de las dos cadenas que existían en esa España de blanco y negro.


Tras ver tan poquita cosa, me retiré a dormir. Una monja nos comunicaba, al día siguiente, tal hazaña, y nos aconsejaba no olvidar esas imágenes. Yo no las olvidé, pero sentí que tenía sueño todo el día por unos minutitos en blanco y negro que dudo que entendiera hasta pasados muchos años.


viernes, 14 de junio de 2019

La guerra de Cuba y sus cosas

Tomada de ABC


Bien es sabido que España, durante el siglo XIX, había seguido siendo una potencia colonial. Su monarquía era reticente a conceder algún tipo de autonomía a sus territorios de la América Española. Los nativos, como es natural, incrementaron sus deseos de independencia.

El llamado Grito de Baire había iniciado, en 1868, la guerra por la independencia de Cuba, que, con intervalos de paz, terminó en derrota para España, cuando entró en el conflicto Estados Unidos.



A Cuba, en 1895, se enviaron unos trescientos mil soldados para luchar contra el partido revolucionario de José Martí, pero en la noche del 15 de febrero de 1898, una explosión iluminaba el puerto de La Habana. El acorazado "Maine", de USA, había sido alcanzado. Se servía en bandeja la excusa para declarar la guerra a España dos meses más tarde. Estados Unidos tenía mejor armamento, así que, tras unas cuantas batallas, desiguales, si bien los españoles defendieron con bravura sus posiciones, en agosto del mismo año se firmaba un tratado de paz entre los dos países, y a partir de esa fecha los soldados españoles empezaron a ser repatriados.

Según el Ministerio de Defensa de España, hay constancia del regreso de ciento cuarenta y seis mil seiscientos ochenta y tres. El traslado de los repatriados desde Cuba hasta la península resultó muy penoso, al extremo de que la mitad de los que llegaron, a Cádiz en este caso, en el vapor “Monserrat”, estaban enfermos de gravedad, a lo que habría que sumar los casi cien muertos durante la travesía


Vigo era otra ciudad elegida para recibirlos, por su puerto, y por su lazareto de San Simón, y que adaptó los almacenes del puerto para albergar a las tropas. También se amplió el hospital y se habilitó parte del cuartel del castillo de San Sebastián. Su puerto acogió a buques como el "Isla de Luzón", "Villaverde”, o "San Francisco", que fueron conocidos y nombrados por la gente como como los “barcos de la muerte”, ya que los soldados repatriados llegaban en condiciones pésimas. Muchos ya habían muerto en la travesía, por paludismo u otras enfermedades, amén de los heridos por arma, pocos. El primer buque en llegar, el 28 de agosto, fue el “Isla de Luzón", con dos mil soldados de tropa y más de un centenar de oficiales.

El lugar fue acordonado y vigilado por soldados del Regimiento Murcia, procediéndose a separar los débiles, pero sanos, de los enfermos. Tanto era el desbarajuste, que el diario El faro de Vigo,  hizo un llamamiento a los vigueses para que se hicieran cargo de los derrotados que no eran contagiosos. Esa ciudad se volcó en ayudarles y la Cruz Roja fue de gran ayuda, estando en los muelles proporcionándoles los primeros auxilios y bebidas calientes. Los que fallecían se enterraron en el cementerio de Peiró, recién estrenado. En 1906 se levantó allí un mausoleo en homenaje a esos soldados, con la figura de uno de ellos abrazado a la bandera que defendieron

En la guerra de Cuba (1895-1898) dejaron la vida unos 2.500 extremeños, si bien las bajas eran, en el noventa por ciento de los casos, por enfermedades. Las hostilidades habían cesado en agosto, pero habría que esperar hasta que se firmara el Tratado de París, por el que España perdía Cuba, Filipinas y Puerto Rico, para poder repatriar a todos. Más de 8.000 extremeños, entre soldados de reemplazo y voluntarios, participaron en ella, según Manuel Antonio García Ramos, un militar retirado que estudia el tema desde el 2007. Este exmilitar publicaba un libro en libro en 2013, que concluye con el nombre de cada fallecido, su lugar de nacimiento y muerte, y la causa de ésta. El Regimiento Castilla número 16, desde Badajoz, envió a 1.703 expedicionarios. De hecho fueron a Cuba los “desheredados de la vida", según García Ramos, ya que las familias que podían, libraban a sus hijos del servicio militar de ultramar por 2.000 pesetas.  Ese batallón salió de Badajoz en noviembre de 1895 y fueron embarcados en un vapor, el “Ciudad de Cádiz”.

Los nativos eran un enemigo adaptado al terreno y al clima tropical, curtidos en evitar el enfrentamiento directo, mientras el sistema de reclutamiento de España llevaba a soldados muy jóvenes y con mínima preparación o experiencia. Mal comidos, en clima ajeno, más de mil extremeños murieron por vómito negro o fiebre amarilla. De apariencia débil, aguantaban las marchas bajo el sol abrasador mejor que sus compañeros. Algunos fueron condecorados por el Sitio de Cascorro

El regreso fue un calvario, ya que, desperdigados por puertos muy alejados a Extremadura, algunos ni siquiera llegaron a su casa. Una vez en casa, los soldados se presentaban en su oficina de reclutamiento. Los que no aceptaban la liquidación a la baja, de cinco pesetas por mes de servicio, tardaron en cobrar hasta treinta años. Badajoz recaudó 6.600 pesetas con un festejo benéfico con los toreros Machaquito y Lagartijo para estos derrotados a quien nadie quería.

El socorro de Plasencia a los 400 maltrechos soldados que llegaron en un tren procedente de Vigo,  le valió el título de "Muy Benéfica", otorgado por la reina regente María Cristina, y lo notable es que se acercaran a la estación cuando el tren estaba repleto de sucios, famélicos, derrotados,  y tal vez enfermos soldados.

Quien lideró esa ayuda, humanitaria y valiente, fue mi bisabuela Isabel la " Cabrera" , de cuya ayuda a esos desheredados, hago un texto en mi otro blog  Creo que sin este contexto, sería difícil de comprender. 

jueves, 30 de mayo de 2019

El peso del apellido

Tomada de Aquí, El Español

En 2013, su nombre corría de boca en boca como el más probable sucesor al frente de Convergència de un Artur Mas que ya anunciaba por aquel entonces su futura retirada tras conducir a los catalanes, como un Moisés del nacionalismo, hasta la tierra prometida de la independencia. A pesar de las sospechas de corrupción que ya pesaban sobre él, Oriol Pujol jamás negó esos rumores

Sin problema. Con 57 días de prisión, y un tercer grado, paso previo a la excarcelación, ya ha cumplido con la ley. Si te llamas Oriol Pujol y eres catalán con pedigree independentista, esta es la justicia de la Generalitat, si te llamas Pepe Fernandez, da igual que sea s independentista como que no lo seas,  me temo que irás al talego los dos años y medio pactados con Fiscalía por delitos confesos. Desde luego, por la corrupción, las comisiones y el choriceo en genera los Pujol sí que parecen ser una familia real, aunque Urdagarin ya lleva unos meses en prisión. No sé, como no soy monárquica, igual aquí en Catalunya aceptan bien algunos vasallajes u otro tipo de reyes, pero yo me conformaría con que regresasen el dinero que llegó a sus bolsillos, o a Andorra o Suiza, si son tan de estar para y por el pueblo catalán. Mi opinión, sin mas´, con mi indignación

lunes, 27 de mayo de 2019

Las derechas son una sola

Imagen de RTV.es

Tras las elecciones generales, Pablo Casado reprochó duramente al PSOE que pactara con Podemos y con Ciudadanos en diferentes regiones de España para evitar gobiernos populares. “Lo que queremos sencillamente es que gobierne la lista más votada porque es lo que los ciudadanos deciden con su voto”, pidió el dirigente del PP.


Tuit de Jordoi Évole  “Tras el batacazo de las generales, en el PP dijeron que VOX era extremaderecha. Hoy dan por hecho el pacto con ellos. Sin manías”,

“Queda claro que es falso que en España haya tres derechas, era un opción falsaria, hay otro partido de extrema derecha, que es Vox, y un partido que, como mucho, está en el centro izquierda (Ciudadanos), facilitando el gobierno de Pedro Sánchez”, aseguró Casado.
Ahora, en cambio, los líderes del PP en Madrid han dado por hecho que gobernarán con el apoyo de Ciudadanos y de Vox en la alcaldía y en la Comunidad. 
Da un poco de pena y un mucho de vergüenza que la izquierda dividida de Pablo Iglesias haya sido determinante. Ayer ya lo dijo Carmena, dejaba la política, porque ya sabía que no sería reelegida alcaldesa de Madrid, y bien lo festejaban en calle Génova.  En mi opinión, Madrid acaba de retroceder 20 años. El PP, el partido de la corrupción total en Madrid, va a gobernar de nuevo. Para llorar. Ojalá el vicio de echar mano de la cuenta de todos se les vaya pasando, pero opino que si esta señora puede ser la presidenta de la Comunidad de Madrid, yo puedo ser lo que me dé la gana en la vida, siendo amiga personal de Casado. Mira que Esperanza dice haber sido ciega y sorda y no enterarse de los chanchullos de su partido, pero se notaba que era una persona lista,  oscura tal vez, pero lista, en cambio, Díaz Ayuso parece mediocre y de actitudes histriónicas a la hora de atacar, ignoro si ha hablado mucho de sus planes y propuestas. No vivo en Madrid, pero lo siento por los que sí viven en mi ciudad natal.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Adiós Punset

Imagen de Internet, el Confidencial. com

Yo he gozado del programa Redes durante muchos, muchísimos capítulos, porque dieciocho años dan para mucho. Sus entrevistas a eminentes científicos caló mu hondo en mí.
Frases suyas, tomadas de 20 Minutos



Lo que hace falta es más conocimiento. Sin emoción no hay proyecto. Ninguna de tus neuronas sabe quién eres...ni le importa. El amor existió antes que el alma. Si la vida fuera eterna no pondríamos en ella la misma intensidad. Para mí, la libertad es que el Rey no tenga más derechos que yo. La política es la peor invención humana. Yo he aprendido más de los animales que de los hombres. El alma está en el cerebro. Sé bondadoso con la gente cuando subas; los encontrarás a todos cuando bajes. En materia de amor y desamor somos como recién nacidos toda la vida. Al sexo le pasa como a la memoria, si no se utiliza, desaparece. Es muy probable que las mejores decisiones no sean fruto de una reflexión del cerebro sino del resultado de una emoción. 


Esta persona irrepetible, llegó a creer que no estaba escrito que llegara a morir él mismo. En un programa de Redes, cuando su cáncer ya estaba diagnosticado. Esa curiosidad incisiva, inagotable, sin límites, es al que hizo que un homo sapiens avanzase y que la ciencia no se detenga. Hizo de político, poco tiempo,  y de escritor de emociones, con enorme talento, en este segundo cariz de su vida, pero igual que Felix Rodriguez de la Fuente en la naturaleza, para mí es el gran divulgador español de la naturaleza humana. Con esa gesticulación de manos, quería hacerse entender y entenderse

Grande, muy grande. Descansa en paz